lunes, julio 17, 2006

Biodiesel, Motor del futuro

BIODIESEL, MOTOR DEL FUTURO

El incremento del precio de los carburantes hace de los biocarburantes una opción de futuro a los combustibles tradicionales en el área de transporte. Investigadores de la Universidad de Cádiz proponen un cambio tecnológico en el proceso actual de obtención de biodiesel para hacerlo más eficiente y en armonía con el medio ambiente. La Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa ha financiado la investigación con 62.000 euros.

L. Sánchez

Los biocarburantes son todos aquellos combustibles líquidos obtenidos a partir de productos agrícolas. Una forma más concreta, el biodiesel, es un grupo constituido por los aceites obtenidos a partir de semillas oleaginosas que son utilizados como sustitutos del gasóleo o que pueden participar en mezclas con éste desde un 5% hasta el 100%. En cuanto a las tecnologías de producción de biodiesel, actualmente éstas parten del uso de las variedades comunes de especies convencionales como el girasol y la colza. A partir de estas materias primas se consigue el biodiesel, mediante un proceso que incluye siempre operaciones de extracción y refino seguido de un proceso de esterificación, con el que se consigue un combustible útil en motores convencionales y glicerina como subproducto. Investigadores de la Universidad de Cádiz, a través de un proyecto dirigido por Serafín Bernal Márquez, se proponen la preparación, caracterización y ensayo de una serie de catalizadores monolíticos de alúmina/aluminio especialmente diseñados para su aplicación en el proceso de transformación de aceites vegetales en combustible para automoción de alta calidad, de tipo biodiesel. Los catalizadores son sustancias (compuesto o elemento) capaces de acelerar (catalizador positivo) o retardar (catalizador negativo o inhibidor) una reacción química, sin que se consuma él mismo durante la reacción.

El biodiesel es utilizado como sustituto del gasóleo.

Aleaciones de aluminio Desde el punto de vista de su aplicación, el objetivo fundamental del proyecto es el desarrollo de materiales que permitan la sustitución de la tecnología en uso, basada en catalizadores homogéneos, fuertemente básicos, por otra en la que se utilizaría catálisis heterogénea. Las ventajas de este cambio tecnológico son importantes. Como asegura Serafín Bernal, “se reducirían los costes de producción, especialmente, los inherentes a la separación de reactivos y catalizador. Se eliminarían los problemas medioambientales y de corrosión de las instalaciones que se derivan de la gestión de los grandes volúmenes de disoluciones fuertemente básicas que se requieren en el proceso homogéneo. Igualmente, podría reducirse de manera muy significativa el tamaño de las actuales plantas industriales”. En la búsqueda de una mayor eficiencia y ahorro de costes, el proyecto plantea dar un paso más respecto de las investigaciones en curso. Se trata de la utilización de catalizadores de tipo monolítico en lugar de materiales policristalinos en polvo. Los monolitos se construirán a partir de aleaciones de aluminio sobre las que se crecerá una capa de alúmina, de 20-30 micras de espesor, generada mediante técnicas de anodizado. Este tratamiento multiplicará por 1.000 la superficie original de las láminas metálicas de partida, lo que les confiere, además, la estructura porosa adecuada para su utilización en catálisis. Por último, durante el propio proceso de anodizado, o en una etapa posterior al mismo, se modificarán las propiedades químicas de la capa anódica mediante la incorporación de óxidos lantánidos. De este modo, “se potenciará su basicidad, generándose los centros activos en el proceso transesterificación con metanol de los aceites vegetales, la reacción química en la que se basa la producción industrial de biodiesel”. En el proyecto participan un total de ocho investigadores pertenecientes a tres grupos diferentes del área de Física, Química y Matemáticas, con formaciones científicas y equipamiento instrumental netamente complementarios, y una amplia experiencia previa de colaboración. Todos estos datos subrayan el carácter multidisplinario del proyecto, al tiempo que avalan su viabilidad. Más información: Serafín Bernal Márquez Universidad de Cádiz Tlf.: 956 016 338 Email: serafin.bernal@uca.es

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home